INSPECCIONANDO LA HELICE

CUANDO INSPECCIONAMOS LA HÉLICE  ¿QUE MELLAS Y/O  ABOLLADURAS SON PASABLES Y CUALES NO?

Esta es una pregunta común entre los Pilotos y de hecho, no hay ninguna mella,  ni abolladura,  ni desperfecto que sean aceptables.

La Hélice es uno de los componentes del Avión sometido a un muy alto grado de esfuerzo o estrés.  Durante una operación normal, de 10 a 25 toneladas de fuerza centrífuga está tirando de las palas (o aspas) desde el buje, mientras que éstas se doblan y flexionan debido a cargas axiales y de torsión (par motor). 

Una hélice, con un mantenimiento adecuado, esta diseñada para funcionar sin problemas  y con normalidad bajo estas cargas.  Pero cuando los componentes se deterioran por la corrosión; por muescas producidas por las piedras en plataforma o durante el rodaje; por roces contra el suelo, etc., aparecen concentraciones de tensiones adicionales no deseadas alterando el margen de seguridad,  que puede llegar a convertirse en no adecuado para la seguridad.

Todas las melladuras son potencialmente comienzos de grietas.  Este daño de pequeña escala, tiende a concentrar la tensión en la zona afectada y este área de alta tensión puede desarrollar una grieta. 

A medida que se propaga la grieta, el estrés se vuelve mas concentrado aumentando el crecimiento de dicha grieta.   Este crecimiento puede desembocar en un fallo de la hélice.

En las operaciones anfibias de los Hidroaviones, el agua es un factor de deterioro de las hélices muy grande. Este deterioro es el motivo mas importante, por el cual la  sustitución de  las hélices es mas rápido.

Esto tiene que significar para nosotros/as  los Pilotos, que debemos prestar mucha atención a las melladuras, abolladuras, grietas, estrías y cualquier otra anomalía o desperfectos en nuestra/s  hélice/s,  porque son el comienzo de un problema serio y por tanto debemos recurrir a un mecánico especializado y autorizado para que verifique su grado de operatividad.  En muchos casos, estos daños, si son pequeños, se pueden reparar fácil y rápidamente. 

Han de ser previamente inspeccionados y reparados antes de iniciar ningún vuelo.  Volar el Avión con la hélice dañada, aunque sea ligeramente, puede iniciar esa grieta que podría causar un fallo de la hélice en el siguiente Vuelo.

Así que en el Pre-Flight exterior, debemos prestar ESPECIAL atención al estado de la hélice, ya que nuestra vida puede depender de ello.

Hélice Bipala en buen estado

Hélice Bipala en buen estado

Hélice Tripala en Bandera

Hélice Tripala abanderada en buen estado

¡ VUELA SEGURO !

¡ PLANIFICA POR ADELANTADO !

¡ DISFRUTA Y SE FELIZ AHÍ ARRIBA !

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s