ENGELAMIENTO (4ª Parte)

Mapas Meteorológicos, Información Meteorológica.

En los mapas de tiempo significativo previsto, aparecen indicadas las zonas donde se espera engelamiento moderado o fuerte, lo que permite al piloto planificar adecuadamente su vuelo.

En el caso del engelamiento moderado, la razón de engelamiento (cantidad de hielo depositada sobre la aeronave por unidad de tiempo) oscila entre los 5 y los 50 mm en 5 minutos, enturbiándose con rapidez los cristales de la cabina y siendo necesaria la activación de los dispositivos antihielo.

Cuando el engelamiento es fuerte, la situación se torna peligrosa y hay que tratar de abandonar cuando antes ese nivel de vuelo. Bajo tales circunstancias, se acumula hielo a un ritmo superior a los 50 mm en 5 minutos, lo que en muy poco tiempo da lugar a una gruesa costra helada. El avión puede llegar a sufrir una importante pérdida de velocidad, como consecuencia de la disminución de la potencia de los motores, aparte de verse sometido a fuertes vibraciones y de fallar los sistemas de comunicaciones.

Aunque en el interior de las nubes de tipo convectivo, principalmente Cu congestus (cúmulos de gran desarrollo vertical, cuyo aspecto se asemeja bastante a las coliflores) y cumulonimbus (Cb) (nubes de tormenta), es donde puede esperarse un engelamiento más fuerte y peligroso, en ocasiones el vuelo prolongado en el interior de un nimbostratus (Nb) también puede provocar una acumulación importante de hielo, especialmente en las zonas donde esa nube gris que deja lluvia y nieve “choca” contra una montaña, en cuya ladera de barlovento el crecimiento de las gotitas y los procesos de precipitación se ven favorecidos.

Por otro lado, para atravesar los frentes hay que tratar de evitar las zonas donde potencialmente puede producirse el engelamiento. En el caso del frente frío no conviene volar demasiado tiempo en el entorno del propio frente, mientras que en el cálido, para cruzarlo deberemos elegir el nivel adecuado, evitando volar en el rango de temperaturas peligroso.

Existen dos tipos de defensas anti hielo, cuya aplicación ayuda a reducir el engelamiento, evitándolo por completo en algunos casos.

Por un lado, tendríamos los medios anticongelantes, cuya misión es impedir que se llegue a formar el hielo aunque se den las circunstancias favorables para ello, y por otro los descongelantes, que actúan sobre el hielo que ya se ha formado.

Entre estos últimos  podemos distinguir entre medios mecánicos y térmicos. Los mecánicos consisten en unas cámaras de aire elásticas situadas en los bordes de ataque de las alas que el piloto puede inflar y desinflar a voluntad, lo que resquebraja la costra de hielo que pueda ir produciéndose en vuelo.

Los medios térmicos permiten calentar las zonas más sensibles a la formación de hielo. Dicho calentamiento puede conseguirse o bien mediante unas resistencias eléctricas que calientan unas fajas situadas en diferentes zonas del fuselaje, o bien mediante la inyección, a través de un circuito interno, de parte de los gases calientes que expulsan los motores, lo que conlleva una pérdida de potencia.

Mapa-Meteoexploration (Lluvia & Nieve)

Mapa-Meteoexploration (Lluvia & Nieve)

¡VUELA SEGURO!

¡PLANIFICA POR ADELANTADO!

¡PIENSA EN TUS PASAJEROS!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s