¿PREPARADO PARA EL VUELO?

¿Está bien volar con un resfriado leve o con una gripe leve?

¿Cómo sabemos que estamos preparados para volar? A menudo podemos tener un resfriado o una gripe leve, o simplemente no nos sentimos bien 100%. ¿Deberíamos Cancelar (o Posponer) el Plan de Vuelo y Avisar a Nuestros Pasajeros?

¿Por qué no somos súper críticos con nosotros mismos, a la hora de afrontar un vuelo, si no estamos 100% preparados? No estar al 100% podría afectar seriamente nuestra capacidad, tanto física como mental. Incluso un resfriado o la gripe puede afectar seriamente nuestra capacidad de volar. Es una espada de doble filo. Nuestras habilidades motoras se reducirán y nuestra capacidad de juicio/toma de decisiones estarán deterioradas. ¡Y eso es una mala combinación!

Los problemas de salud no tienen cabida en la cabina de pilotaje. Tenemos que ser honestos en la evaluación de nuestra capacidad para volar en días determinados. La mayoría de los días nos vemos obligados a seguir adelante, incluso no sintiéndonos perfectamente. Esta actitud no debería entrar en la cabina de mando de nuestro Avión. Además de esto, deberíamos pensar por qué estamos volando. En Aviación General, la mayoría de los Vuelos son de placer, y en tales circunstancias, no se deberían efectuar. No corramos riesgos innecesarios metiéndonos en el Avión no estando preparados al 100% para Volar, y lo que es más importante; no hagamos correr riesgos a nuestros Pasajeros.

Solo un par de palabras sobre el estrés. Cada Piloto lo experimenta en un momento determinado (o durante todo el Vuelo). Es algo real inherente al Vuelo, igual que sucede con otras muchas actividades de la vida, que exija un esfuerzo. Recordemos que un poco de estrés puede mejorar nuestra habilidad manteniéndonos alerta y preparados. ¡Pero un exceso de estrés nos puede llevar rápidamente a la inseguridad y la incertidumbre, desembocando en el pánico! Si tenemos problemas personales en casa, financieros, sociales, de trabajo, o de cualquier otra índole que nos someten a mucha presión, es preferible no salir a Volar, porque nuestra atención no va a estar 100% donde debería. Tengamos siempre en cuenta, que nuestro elemento es el Aire y ahí no se pueden cometer errores. Autoevaluemos con honestidad nuestra capacidad antes de Volar.

A propósito de este tema, un colega Piloto me contó su experiencia:

“Acababa de pasar un resfriado, y al parecer no estaba curado al 100%. El caso es que me fui a volar teniendo todavía un poco de congestión. Pensé que no tendría importancia. Era la típica sensación de cuando los oídos se destapan después de descender para aterrizar. Ese mismo cambio de presión me afectó provocándome un dolor en los senos. Incorporándome en viento en cola, la presión me provocó un intenso dolor repentino en la parte baja de la frente. Ese dolor tan intenso, fue el causante de que tuviese una serie de distracciones, que si no hubiese sido por que no había tráfico en el circuito y la Meteo era buena, podría haber tenido problemas para hacer un aterrizaje seguro.  Me dije a mi mismo: ¡¡Lección aprendida!!

Nunca más he vuelto a volar con un resfriado por muy leve que fuese.”

Exploración de inflamación de Amigdalas

Exploración de inflamación de Amígdalas

Examen Médico - Congestión

Examen Médico – Congestión 

Comprobando la Presión Arterial

Comprobando la Presión Arterial

¡VUELA SEGURO!

¡PLANIFICA POR ADELANTADO!

¡PIENSA EN TUS PASAJEROS!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s