PLANIFICANDO EL DESCENSO

El Avión es un PA28-181 Archer II, la Altitud de Crucero es 8500 pies MSL y Nuestro Aeropuerto de Destino está al Nivel del Mar y a 60 Millas Náuticas. ¿Cuándo Debemos Iniciar el Descenso, para Efectuar una Aproximación Final Estabilizada?

Este es un tema, que va a requerir el análisis de las muchas decisiones que el Piloto debe tomar. Por tanto, es interesante hablar de ello. Una cosa sabemos seguro; tarde o temprano tendremos que bajar, así que programemos por adelantado el cuándo y el cómo iniciar el descenso. Debemos hacerlo de forma Segura, Suave y Eficiente. Este es el objetivo que tenemos que alcanzar.

Veamos un ejemplo sencillo:

El aire está en calma durante todo el descenso. No tenemos pasajeros a bordo con problemas de oídos, y los 45º de la entrada al circuito de tráfico está entre nuestra posición y el Aeropuerto. En este caso, lo que queremos es alcanzar la altitud del circuito antes de entrar en el tramo de viento en cola. Así que es fácil. A nuestra altitud de crucero, es decir a 8500 pies le restamos la altitud del circuito, que serán 1000 pies y nos dará la altitud que tendremos que descender, es decir 7500 pie. Si establecemos un régimen de descenso de 500 pies por minuto, dividiremos los 7500 pies entre 500 y nos dará el tiempo que vamos a tardar en llegar a los 1000 pies del circuito de tráfico, es decir, tardaremos 15 minutos en llegar a los 1000 pies.  Luego, si nuestra velocidad son 120 nudos, en 15 minutos recorreremos alrededor de 30 millas náuticas. Por tanto, deberíamos iniciar el descenso a 32 millas náuticas del punto escogido y deberíamos procurar mantener el régimen de descenso de 500 pies por minuto. Si lo hacemos bien, deberíamos alcanzar la altitud escogida de forma segura y estabilizada antes de entrar en el tramo de viento en cola del circuito de tráfico del Aeropuerto de destino.

Si lo que queremos es sobrevolar el Aeropuerto o entrar en el circuito de tráfico situado al otro lado del mismo, o simplemente inspeccionarlo, utilizaremos la misma fórmula, excepto que planearemos llegar al Aeropuerto a 2000 pies por encima de su elevación. Por tanto, siguiendo el ejemplo anterior, iniciaríamos el descenso a 22 millas del punto escogido.

Si volamos con Pasajeros con problemas de oídos, debemos planificar el descenso con un menor régimen de descenso. Es decir, a unos 300 pies por minuto. Si volamos con niños pequeños, es de esperar que tengan problemas de oído durante el descenso, por tanto, lo planificaremos por adelantado y este régimen de 300 pies puede ser adecuado para ellos. Así que, cada mil pies de descenso, va a requerir más de 3 minutos.

Otro factor a tener en cuenta es la Turbulencia a altitudes menores. Con frecuencia, en días calurosos de verano, nuestro crucero se puede llevar a cabo a 8000 pies, sobre esas nubes esponjosas y en aire fresco. Pero por debajo, a partir de 5000 pies el aire se vuelve turbulento y la temperatura aumenta. Estas son las condiciones que pueden incomodar a nuestros pasajeros, incluso hacer que lleguen a marearse. Normalmente, lo que personalmente hago es, descender hasta ese nivel y luego nivelo para continuar a esa altitud, sin turbulencia, lo más posible, hasta que llega el momento inexorable de descender, para lo cual disminuyo la potencia y velocidad e inicio un descenso de aproximadamente 1000 pies por minuto. Disminuir la velocidad va a suavizar la acción de la turbulencia, pero debemos estar muy pendientes de los problemas con los oídos de los Pasajeros.

Naturalmente, los vientos cambiarán a medida que descendemos y también lo hará su velocidad con respecto al suelo, pero es fácil de reconfigurar el Avión para esa nueva situación y luego ajustar según sea necesario. Por Ejemplo: en nuestro primer plan, podríamos decidir librar los 4500 pies MSL al estar a 16 millas de nuestro punto de nivelación escogido. Una vez pasado este punto, podemos volver a reconfigurar el Avión, si fuese necesario.

Podemos hacer estos cálculos matemáticos durante el vuelo de crucero, y apuntarlo en el piernógrafo, para tenerlos preparados y no tener que hacer los cálculos durante la maniobra de descenso, ya que nuestra atención estará centrada en otras tareas.

Por tanto, una buena planificación para el Descenso se convertirá en eficiencia y confort para los Pasajeros, así que es claramente positiva y vale la pena el esfuerzo realizado.

EC-DBU PA28-181 Archer II INICIANDO DESCENSO PARA ATERRIZAR

EC-DBU PA28-181 Archer II INICIANDO DESCENSO PARA ATERRIZAR

 

 

Recordatorio: ¡Mas Vale Estar Abajo Deseando Estar Arriba, Que Estar Arriba Deseando Estar Abajo!  ¡PLANIFICA POR ADELANTADO!

 

¡VUELA SEGURO!

¡PLANIFICA POR ADELANTADO!

¡PIENSA EN TUS PASAJEROS!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s